logo

Piso en Calle Zurbano 25

Piso Calle Zurbano 25

Acercándonos al barullo urbanita del centro madrileño, nos encontramos un resquicio de tranquilidad en la confluencia de las siempre señoriales Zurbano y Caracas. Es el lugar ocupado por un inmueble que, frente al mítico Hotel Santo Mauro, no desmerece en absoluto el nivel arquitectónico de la zona.

Hablamos de un edificio de viviendas que goza de una posición absolutamente privilegiada; cerca de todo, escondido de todos y flanqueado por la cada vez más aclamada Calle Almagro (residencia de todo Fondo de Inversión que se precie en la capital) y por la ruidosa Santa Engracia, que sin embargo actúa de vía de escape y acceso al castizo barrio de Chamberí. No en vano, se trata este de un cuadrante que alberga alguno de los mejores, más interesantes (y más caros) inmuebles de la ciudad, acompañados de famosas galerías de arte (Malborough, las extintas Soledad Lorenzo y Almagro) y algunos de los after work y restaurantes más interesantes de la capital (Whitby, Blanca 6, Vaquería Montañesa, Columpio o Random).

Piso Calle Zurbano 25

La rúbrica.

A 5.500€ el metro cuadrado, este piso de 160 metros cuadrados es una auténtica maravilla. Distribuido en tres dormitorios, tres baños y un amplio salón de 60 metros cuadrados con un amplio ventanal que es una oda al aprovechamiento de luz. La última referencia a la que tuvimos acceso en idealista dejó de estar publicada en Abril de 2014 al precio de 890.000 € incluida plaza de garaje y un acceso a zonas comunes en las que se incluye piscina y solarium.

Y puestos a comparar, el buen inversor podría plantearse la indecisión respecto a realizar un desembolso de esta magnitud en una zona congestionada como esta (pese al oasis concreto en el que se encuentra esta finca) o bien aspirar a barrios más tranquilos y despejados como podrían ser El Viso o la zona de los Jerónimos. Si bien el precio por metro cuadrado es ligeramente inferior que el observado en inmuebles como Concha Espina 47 o Dr. Arce 28, hay que reconocer que hablamos de conceptos diferentes, de entornos que nada tienen que ver, y en definitiva de hogares que ofrecen vidas diferentes.



Los comentarios están cerrados.